Información científica sobre Cardiología.

AREA PUBLICA

Descargas   |   Contacto  

Dieta y Nutrición

Encuentre Información relacionada con temas de Cardiología, referida a la dieta y nutrición.


CONSEJOS PARA LA DIETA EN LA HIPERTENSION ARTERIAL


Además del valioso papel de la medicación en el control de la presión arterial, las personas que sufren hipertensión deben considerar algunos simples recaudos en su alimentación.

Veamos algunos de ellos.

  • Aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio

Se ha demostrado que a mayor consumo de potasio menor riesgo de hipertensión arterial. No se trata de tomar suplementos extra (salvo que se los indique su médico) sino de asegurarse que su alimentación incluya:

- 5 o más porciones diarias de frutas y verduras

- Carnes magras

- Semillas, legumbres y frutos secos (aunque no se debe exagerar la cantidad)

- Pescado

  • Adoptar una conducta moderada en el consumo de alcohol

Siempre y cuando no existan circunstancias que contraindiquen el uso de alcohol (como por ejemplo, las elevaciones de triglicéridos en sangre), es posible consumir bebidas que contengan alcohol, pero siempre en cantidades moderadas: no más de 2 tragos diarios en el hombre y no más de 1 en la mujer.

Se considera trago o unidad de alcohol a: 1 vaso de vino de mesa, 250 ml de cerveza o 1 medida (25 ml) de licor.

Tenga en cuenta, además, que si sus cifras de presión arterial están elevadas posiblemente también tenga problemas de peso; por ello es importante considerar el aporte de calorías que brinda el alcohol. En el caso de las personas delgadas tampoco se justifica que sus calorías diarias sean cubiertas por bebidas alcohólicas que, además de los efectos sobre la presión arterial, pueden repercutir desfavorablemente sobre la función hepática.

  • Ampliar el rango de condimentos

Clásicamente, la sal común ocupa el primer lugar en la elaboración de las comidas. Le siguen en frecuencia, la pimienta, el orégano y el ají molido. Estos condimentos pueden resultar muy adecuados e incluso suplir el aporte de sal en algunas comidas. Ciertos alimentos, como el arroz y el pollo, pueden verse muy favorecidos con el empleo de azafrán en rama, jengibre o curry. También es posible reemplazar la sal en el puré de papas y calabaza, que es muy sabroso con el agregado de una pizca de nuez moscada.

Asegúrese de contar con estos condimentos en su casa y no los reemplace por los saborizantes (para carne, para pollo o para pescado) porque estas mezclas suelen contener sodio.

Considere estas pautas y sus arterias se lo agradecerán.

PHX/CCI/0101/16 - Editora Médica Digital.



Mostrar Todas