Información científica sobre Cardiología.

AREA PUBLICA

Descargas   |   Contacto  

Paciente y Familia

Encuentre Información relacionada con temas de Cardiología, referida al paciente y la familia.


CONTAMINACION ACUSTICA Y PRESION ARTERIAL


El aumento de los valores de la presión arterial por encima de los límites normales constituye, con razón, una preocupación de la comunidad médica y la sociedad en general. Los valores sostenidamente elevados de la presión arterial generan riesgos de daño en el sistema renal y los vasos sanguíneos de órganos tan vitales como el corazón, el cerebro, la retina e incluso los miembros inferiores.

Por este motivo se mantienen los esfuerzos de investigación en todo el mundo para analizar e investigar los distintos factores que pueden predisponer a la elevación de la presión, para identificar las circunstancias que puedan ser modificadas.

La creatividad de los científicos que se dedican a estos temas ha dado como resultado una investigación que podríamos catalogar de curiosa, pero muy aleccionadora. Se trata de un artículo publicado en la prestigiosa revista Epidemiology, efectuado por investigadores del Instituto Karolinska, de Estocolmo (Suecia). Este estudio consistió en el control de la presión arterial de algo más de 2.000 sujetos de sexo masculino, a lo largo de una década. Los investigadores suecos establecieron que aquellos que residían en áreas muy cercanas al aeropuerto de Arlanda, cerca de Estocolmo, presentaban más chances de desarrollar hipertensión que los participantes que vivían en zonas más alejadas.

Ninguno de los participantes, al inicio de la experiencia tenía cifras elevadas de presión arterial, señalan los especialistas, pero a lo largo del estudio se comprobó que quienes vivían en el radio más próximo al aeropuerto presentaban un 19% más de posibilidades de desarrollar hipertensión.

Cabe consignar que el lugar de residencia era el único elemento que diferenciaba a un grupo (el de mayor riesgo) del otro (el de menor riesgo), ya que tanto la edad como el peso, el hábito de realizar actividad física o incluso el nivel económico eran semejantes en los integrantes de ambos grupos.

El factor clave parecería ser la contaminación acústica, con el consiguiente estrés ambiental, al que se verían expuestos quienes viven en proximidad con un aeropuerto. En efecto, ya se había comprobado por otros autores que el ruido constante de los aviones constituye una fuente de estrés crónico para algunos individuos, lo cual constituye un posible origen de hipertensión arterial.

A partir de esta investigación se están llevando a cabo otros estudios en diversas ciudades europeas. Son de imaginar las consecuencias médicas, sociales e inclusive legales en el caso de que estos datos se confirmen en otros lugares del mundo.

El tema nos permite reflexionar sobre otras fuentes de estrés crónico a la que muchas personas estamos expuestas en nuestra vida cotidiana, aunque no se trate del sonido de los aviones aterrizando o despegando.. Los resultados del trabajo de los investigadores suecos indirectamente destacan la importancia de valorizar más un modo de vida saludable y alternar el estrés cotidiano con otras actividades, viajes o tareas que contrarresten esta permanente demanda. Pensemos en actividades físicas al aire libre con la familia y los amigos, tal vez algún hobbie, pequeñas ”escapadas” a algún lugar cercano donde el verde y sonido de los pájaros sean el único “contaminante” ambiental, o incluso en relajarnos en nuestro sillón favorito, escuchando música…

Agendemos también este tipo de actividades.

PHX/CCI/0103/16  - Editora Médica Digital.



Mostrar Todas